28 de junio de 2007

6 hipótesis para proclamar a Alan Davis el mejor dibujante de superhéroes de todos los tiempos


Después de haber leído Los 4 fantásticos: El fin, me queda la misma sensación agridulce de todos los trabajos de Alan Davis. Por un lado, ojalá este autor eligiera mejores proyectos o se acompañara de guionistas solventes. Por otro... ¡qué bien dibuja este hombre! Siempre hará que valga la pena comprar un cómic suyo. Me han entrado ganas de dedicarle este homenaje:

6 hipótesis para proclamar a Alan Davis el mejor dibujante de superhéroes de todos los tiempos

Técnica perfecta
Davis domina las facetas más importantes de cualquier buen dibujante: Anatomía humana, perspectiva, iluminación, expresiones faciales o corporales… Y no tiene reparos en emplear, si lo ve necesario, un encuadre complejo o una perspectiva difícil. De hecho, lo resuelve con insultante facilidad.

Estilo elegante
Siempre se suele destacar de Alan Davis su elegancia. Y así es, su línea clara, sinuosa, es una de sus principales señas. Se ha dicho que sus dibujos tienen un aire amanerado, pero resulta adecuado para la épica habitual del cómic de superhéroes y, en cualquier caso, no le impide dibujar uno de los Lobeznos más salvajes de la industria americana.


Narrativa brillante
Vale, Davis es un gran ilustrador, pero además sus cualidades narrativas son magistrales. Desde el clasicismo inicial hasta su página rota actual, siempre bien documentado y respetuoso con el raccord, Davis elige cuidadosamente los encuadres, escenarios, luces… en fin, la selección de viñetas más adecuada para que la historia fluya con facilidad.

Evolución continua
Lejos de funcionar con el piloto automático, ha sabido renovar su estilo una y otra vez, adaptándose a los tiempos y siempre mejorando. Cuando lo normal en un autor de su edad es tender a la simplificación (Byrne) o la síntesis (Miller), Alan Davis se ha vuelto cada vez más detallista, más perfeccionista, pero sin llegar a entorpecer su clarísimo estilo.

Imaginación desbordante
Quizá la naturalidad con la que Davis encaja todo en sus páginas enmascara la gran imaginación que emplea para diseñar naves, paisajes, edificaciones, monstruos, alienígenas y personajes de toda calaña. En este sentido, destaca con fuerza toda la etapa de Capitán Britania que desarrolló junto a Alan Moore. La Banda loca es un prodigio del diseño de superhéroes/villanos.

Constancia
¿Cuántos años lleva en el negocio? Davis es un trabajador nato, quizá el no haber escogido demasiado bien sus trabajos le haya mantenido en segundo plano, pero ha sido una presencia constante y de agradecer en el cómic de superhéroes durante más de 20 años. Su amplio conocimiento del género es otra baza más en el trabajo de este genio.


¡Vaya un aplauso virtual para este hombre! De haber sido actor o director de cine, nos referiríamos a él como sir Alan Davis, pero… sólo es un dibujante de cómics.



El mejor dibujante de cómics de superhéroes.

2 bramidos:

César Hernández-Meraz dijo...

Con unos cuantos años de retraso, pero estoy de acuerdo contigo en todas las cualidades que mencionas de Alan Davis.

Aunque a mí sí me gustó FF: The End.

Creo que elige bien sus trabajos. Pienso que seguro elige cosas que le agradan a él mismo.

Daniel Cardiel dijo...

Mejor tarde que nunca, César! Releyendo ahora el post, sí, quizá fui un poco duro con lo de elegir bien sus trabajos. Estoy de acuerdo contigo en que siempre ha hecho lo que le ha apetecido, pero esto también le ha restado visión comercial, porque con lo bueno que es nunca ha tenido un gran "hit" en la industria del cómic.