28 de septiembre de 2006

Reseña paquidérmica de Jóvenes vengadores 1 a 6: Aprendices


“¡Uah!”, “¡Fiuh!”, “¡Bwalaaah!”

Seguro que ésto es lo que muchos habrán pensado al leer Aprendices, el primer arco argumental de Jóvenes vengadores. Y “¡Uah!”, “¡Fiuh!”, “¡Bwalaaah!” es lo que probablemente habrán dicho las cabezas pensantes de Marvel al ver la gran acogida que ha tenido esta nueva serie.


El punto de partida es simplón: Tenemos a cuatro jóvenes cuyo aspecto y poderes guardan cierto parecido con algunos de los Vengadores originales. Estos cuatro chavales no sólo tendrán que hacer frente a un supermalo maloso, sino que deberán evitar que el Capi América y Iron Man les cuenten a sus padres "a qué dedican el tiempo libre".

La fórmula también es simplona y la vemos mucho últimamente: Un guionista procedente de televisión, arcos argumentales que encajan en tomos, respetillo por la continuidad y muchos golpes de efecto. Ideal para captar jóvenes castores y atraer a ilustres veteranos.

El caso es que Allan Heinberg se adapta perfectamente a dicha fórmula y acaba regalándonos una serie entretenidísima, con un puntillo clásico y… y… ¡Sí! ¡Sí! ¡Muy fresca! (es que lo dice todo el mundo). Se nota, además, que a Heinberg le dijeron “Léete ésto y esto otro”, así que se leyó los New avengers y quizá por eso los personajes "hablan en Bendis" en los primeros números, pero enseguida les da voz propia y se vuelven muy carismáticos. Tanto, que han acabado teniendo un papel fundamental en Civil war.

En cuanto a Jimmy Cheung… Admitámoslo, con la mala pinta que tenía esta colección (versiones juveniles de los Vengadores... ehem...), el principal aliciente eran las supermolonas portadas de Cheung. Y es que el tío se luce en cada página con un estilo elegante, atractivo y… ¡Fresco! ¡Sí! ¡Muy fresco! ¡OK!

En definitiva, ¡que ésta sí vale la pena!, ¡que te la leas, c%&”ño!

  • Trompazos a favor: La sorpresa final de Iron Lad.
  • Pisotones en contra: El estiradísimo capítulo quinto, todo puñetes y poca chicha.

2 bramidos:

Petro dijo...

¡Y publicada en grapa! Que en estos tiempos es muuuuuyyy dificil seguir una colección interesante en ese formato.

Saludos

Ternin dijo...

Fresquito, fresquito cual jureles del mercado. Yo sigo esta serie aunque el final de la saga me ha parecido un poco cogido por los pelos